Dos tipos de texto

Se me ocurre que habitualmente se nos proponen (a través de todos los medios por los que nos llega información: prensa, internet, libros) dos tipos de textos. Por denominarlos de alguna manera, podríamos decir que unos son cerrados y otros abiertos. Ya sé que es una denominación un tanto imprecisa, pero resume bien la idea que trato de transmitir. El primer tipo, el cerrado, es el más frecuente. Es un texto en el que el contenido está totalmente explícito, es decir, lo que hay es lo que ves, como dicen algunos programas informáticos. Se requiere una lectura directa, todo lo más una toma de postura. Una vez leído, y adoptada esa toma de postura en su caso, no queda nada más. En realidad, es un texto informativo, que se vacía de sentido en cuanto ha cumplido su función.
El segundo tipo, el abierto, es aquel texto que no podemos leer sin tener la impresión de que, más allá de las palabras que realmente contiene, hay mucho más, que el autor solamente nos ha mostrado un vistazo de un mundo mucho más amplio, inmenso muchas veces, cuya intuición queda a nuestro albedrío. Esta segunda forma es la que adoptan normalmente los textos literarios, tanto en prosa como en poesía. La información que nos proporciona es casi nula: los pocos datos que aparecen son imprecisos y a menudo contradictorios. Pero tenemos la sensación de que ese texto tiene validez más allá de lo que dicen las palabras, intuimos que es una puerta de entrada a algo que tiene más importancia que los datos puramente objetivos. Por eso podemos volver a leerlo, no se agota con una lectura, ni dos. Está abierto, por otra parte, a diversas interpretaciones, tantas que podemos decir que no es sólo un texto, sino tantos textos como lectores ha tenido.
El problema es que muchas veces no identificamos correctamente el tipo de texto que tenemos delante, y lo leemos como el que no es. Y eso, en el caso del texto abierto, supone condenarlo a convertirse en un galimatías indescifrable.

Compartir

Entradas relacionadas:

2 thoughts on “Dos tipos de texto

  1. Creo que está muy coherente y entendible la definición de ambos tipos de texto. En realidad me tardé como dos horas buscando en internet para encontrar algo que cubriera los requerimientos de una tarea que debo entregar.

Comments are closed.