Los curiosos círculos, que se forman en la arena en el desierto de Namibia, durante años fue una gran incógnita para los científicos que se dedicaron a identificar de donde provenían.

Innumerables hipótesis surgieron a lo largo de las investigaciones, en el proceso de buscar el origen de estos círculos, conocidos como círculos de hadas del desierto de Namibia, en África.

Estos círculos, son formaciones en áreas estériles que para sorpresa de muchos se encuentran rodeadas de vegetación y que eventualmente pueden alcanzar hasta los 35 metros de ancho.

Estas formaciones han generado especulaciones de todo tipo, sin embargo, diversas investigaciones científicas han dado fin a las especulaciones sobre los círculos, explicando detalladamente el origen de los mismos.

Una investigación realizada por el departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Princeton, ha explicado que estas formaciones la originan las termitas, las hormigas que habitan bajo la tierra se comen la vegetación que aparece en la tierra posterior a las épocas de lluvia, esto produce que solo quede presencia de algunos pocos restos de vida vegetal.

Una vez inicia nuevamente los ciclos de lluvias el agua se filtra en el terreno y las plantas que han sobrevivido a la acción de las hormigas pueden servirse de ella para crecer, entonces las colonias de termitas envían fuera reinas y exploradores para formar otros nuevos asentamientos, en los que se repite el mismo proceso. Y así, poco a poco, el desierto se va plagando de estos “círculos”.

Además de las termitas, las hormigas y roedores también están entre los causantes de los círculos del desierto de Namibia.

Entonces esta investigación infiere que, las termitas crean calvas que conservan una humedad, la cual es propicia y es aprovechada por las plantas que van haciendo formaciones al borde de los círculos, el anillo vegetal formado alrededor de los círculos es lo que se conoce como circulo de hadas.

Un estudio de Nature ha logrado demostrar que estas formaciones son un efecto causado tanto por las colonias de termitas de arena, como también la hierba, con un mismo nivel de responsabilidad en este fenómeno.

Este estudio está fundamentado por una simulación informática que ha sido validada a través de la recolección de datos de campo de cuatro continentes.

La conclusión a la que llevaron las investigaciones indican entonces que la existencia de colonias de insectos bajo la tierra y sus interacciones con la vegetación que la rodea son la causa de los patrones de los ‘círculos de hadas.

De la misma forma se relacionó la investigación previamente realizada, en la que se analizaba la acción concreta de estos insectos sobre el suelo y la distribución vegetal. Este estudio fue Publicado por Science en marzo de 2013 y realizado por Norbert Jürgens (Universidad de Hamburgo, Alemania), el estudio indicó que las termitas devoran la vegetación que sigue a las lluvias intermitentes del desierto. De esta manera se forman yermas circulares, las cuales se filtran con rapidez, y motivado a la falta de evapotranspiración, procede a retener el agua. Durante este proceso se genera la formación de anillos de vegetación perenne, a través de estos se facilita la supervivencia prolongada del ecosistema de las termitas de arena con lo cual se favorece la biodiversidad local.

Lo cierto es que no hay nada fantástico ni sobre natural en la formación de estos círculos, que a pesar que durante muchos años formaron parte de un gran enigma para los científicos, se logró comprobar a través de modelos a pequeña escala el fenómeno natural, que es creado por estos pequeños habitantes de la tierra en su hábitat con la vegetación de la zona.

En la actualidad, y a pesar de las controversias que ha generado a lo largo de la historia estos círculos de hadas en Namibia, esta teoría permanece tan fuerte como estaba, y cada día está más sustentada por diferentes estudios y científicos.

Usamos cookies para procesar información y poder mostrarte anuncios publicitarios personalizados. Dispones de información detallada sobre las cookies y como las usamos aquí y puedes consultar nuestra política de privacidad aquí. ACEPTO