Tokio, capital de Japón, es considerada un lugar donde existen muchos contrastes. Una ciudad cosmopolita, que tiene mucho que sorprender a las personas provenientes de Occidente, por su gastronomía tan amplia, su afición al arte y su vocación con lo espiritual. Casi siempre los occidentales suelen tener la creencia que en Japón se cena perro e insectos.

Con esa creencia, los viajes a oriente son refrenados. Sin embargo, Tokio ofrece una gran diversidad de lugares fascinantes que te pueden demostrar que su esencia está más allá de los prejuicios que han logrado instalarse en tu mente.

Este artículo será una guía muy práctica, para que te animes a viajar a esta ciudad, o bien, si ya lo tienes decidido para que tengas una experiencia más completa y divertida.  

Lugares que no te puedes perder:

Akihabara

Este es uno de los lugares más visitados. En primer lugar se destaca por ser un barrio con mucho comercio electrónico. Pero además de tecnología, también puedes encontrar productos relacionados con el manga y anime.

Es un buen sitio para pasearte pero en domingos y festivos, porque entre semana hay mucho tráfico de peatones. Así podrás observar con detenimiento el contenido artístico que adorna la calle y distinguir las mejores ofertas de las tiendas.

El templo Sensoji

Este quizá es uno de los lugares más interesantes de la ciudad, porque te transporta a la antigüedad de la nación japonesa. Aquí se encuentra un templo budista donde toma mucho protagonismo el color rojo y estatuas de dioses.

El Templo de Sensoji se destaca por ser una pagoda de cinco pisos. En su salón principal encontrarás un escenario repleto de muchísimo, donde contemplarás objetos como campanas, plantas bonsáis y farolillos, entre otros.

Miradores de Tokio

Y era necesario hacer referencia a los miradores de Tokio. Porque son los lugares donde mejor se puede observar lo amplio y diverso que es culturalmente esta ciudad. Desde estos miradores tendrás de hecho una vista fabulosa del Monte Fuji.

Si subes a la hora del atardecer, tendrás una vista aún más fascinante. Los diversos miradores de Tokio son: Torre Mori, Edificio del Gobierno Metropolitano, Torre de Tokio y Tokyo Skytree. Esta última torre cuenta con una altura de 634 metros de alto y está ubicada en el barrio Sumida.

Mercado de pescado de Tsukiji

Este es uno de los lugares más icónicos del planeta. Porque el mercado de pescado de Tsukiji representa el más grande que existe en todo el planeta, por lo que no puede ser ignorado en esta guía.

Este lugar de Tokio se caracteriza por ofrecer una gran variedad de pescados y mariscos. Suelen ser comercializados al por mayor, para surtir a los restaurantes más selectos de la ciudad. Si vas entre las 5:00 a.m. a 6:15 a.m. podrás ver como subastan las pescados más enormes.

Las personas que asisten a este evento suelen realizar su reserva desde las 2:00 a.m.

Shibuya, uno de los mejores lugares que visitar en Tokio

El barrio Shubuya se caracteriza por ser otro de los más visitados. Es un lugar fantástico para visitar a cualquier hora del día, dada la gran oferta de tiendas, bares y restaurantes que podemos encontrar. Muchos suelen decir que es un lugar donde te olvidas del tiempo, dado todo lo que tiene por ofrecer.

Es en este mismo barrio es donde encontrarás la estatúa del perro fiel Hachiko, el centro comercial Shibuya 109 y donde suceden muchos espectáculos a lo largo del día, para así saciar la curiosidad del turista extranjero.

Shibuya es una síntesis de todo Tokio. Por eso, si no quieres desplazarte de extremo a extremo de la ciudad, aquí podrás degustar los mejores platos, ver las obras de arte más tradicionales de la cultura nipona y tener contacto con el estilo de vida japonés.