Desde hace muchos años, el sistema operativo de Google: Android y el de Apple: iOS, han estado dominando el mundo de los Smartphone. Y aunque no es en realidad un sistema operativo único. Sí que es un sistema operativo universal al que ya todos estamos habituados.

Sin embargo, las últimas noticias, contra los móviles de Huawei, que los acusan de potenciales dispositivos de espionaje chino. Han empezado a mover al sector de las telecomunicaciones. Especialmente para los millones de usuarios que cuentan con un celular Huawei.

Los rumores y las especulaciones estallaron en las redes sociales. Ante la llamada del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a romper relaciones con Huawei. De modo que Google se vio obligado a no brindar más soporte a estos celulares. Dejándolos a la deriva sin un sistema operativo, y sin funciones básicas de la gama de Google.

Desde luego, Huawei debería de reaccionar para poder sobrevivir ante tal situación, creando su propio sistema operativo. Y comercializando mejor su propio repositorio de aplicaciones que ya existe. Así podría presentar batalla a las empresas tecnológicas de móviles, de Estados Unidos.

Huawei con todo lo necesario para destronar a iOS y Android

Recientemente Google advirtió al gobierno de Donald Trump sobre las consecuencias de dejar a Huawei sin soporte. 

Entre las consecuencias, expuestas públicamente, menciona que esta acción de Trump para salvaguardar la seguridad del país no estuvo bien pensada. Pues el hecho de que teléfonos extranjeros se introduzcan en Estados Unidos y otros países con su propio software, lo hace el doble de peligroso, para la seguridad nacional.

Lo anteriormente expuesto tiene mucho sentido. Pues Huawei se seguiría comercializando a pesar de los intentos por “desarmarlo” de Android y Apple. Ingenuamente se pensó que Huawei se retiraría sin luchar. Teniendo toda la tecnología necesaria para salir de la dificultad más fuerte.

Sin embargo, se puede intuir que lo expuesto por Apple y Google, tiene mucho de interés monetario. Porque se preveen inminentes pérdidas económicas, si Huawei logra sobrepasar a los actuales líderes de dispositivos móviles, que son un pilar de la sociedad mundial.

Hasta ahora, Android estaba desplazando tecnología desarrollada a otros países. Debido a que es un sistema operativo abierto, que prácticamente cualquier fábrica de móviles puede instalar, como sistema operativo de sus dispositivos sin incrementar los costes.

De hecho es el sistema operativo más usado a nivel mundial. Por lo que es considerado como la plataforma única, que ha llegado a casi monopolizar el mundo de los móviles. Al margen de que Europa haya tomado medidas para evitar que sea una realidad, aunque ahora esto está en tela de juicio.

China como país dueña de su propia tecnología móvil y sus consecuencias

Xiaomi la empresa china, que se dedica a diseñar, desarrollar y vender smartphones y Apps. Cada vez mas está ganando terreno en muchos países de América y Europa. Es un claro ejemplo del poderío que China podría tener si se lo propone, además de OPPO y Vivo.

Con cada vez más teléfonos importados, y un sistema operativo bastante estable, dinámico y personalizado. Xiaomi se ha vuelto el favorito de los consumidores que ven inútil despilfarrar dinero en un iPhone o Samsung. Cuando las marcas Chinas como Huawei les vienen pisando los talones.

Por si fuera poco, esto podría acarrear otras consecuencias, como las antes mencionadas, que golpearían duro a las empresas de Estado Unidos.

Antes de todo el asunto de Huawei, Apple y Google. Estos habían creado una sinergia, donde uno no pisaba el terreno del otro. Permitiéndose tener diferencias, para brindar más opciones al mercado de la telefonía móvil.

Este gran trabajo ha sido posible gracias a los desarrolladores de aplicaciones. Quienes se han habituado a dar soporte a ambos sistemas operativos, tanto a iOS como a Android. Como se puede ver en un sin fin de aplicaciones, de empresas diversas e independientes.

Sin embargo, ahora Huawei se encuentra reclutando desarrolladores para su propia tienda de Apps. Lo que podría significar que Apps innovadoras existan sólo para su propio sistema, y no para Android e iOS.

Esto sería un problema, pues muchas Apps chinas, que actualmente se pueden usar en iOS y Android, supusieron una adaptación de las ideas, funciones y utilidades desarrolladas en China. Con lo cual si se produce este escenario, los chinos no nos complementaran, si no que serán feroces competidores. Sin duda, una situación que da mucho qué pensar.