Cuando hablamos de animales que salvan vidas, enseguida se nos viene a la cabeza los perros, catalogados como los mejores amigos del hombre por su fidelidad. Sin embargo, esta vez hablaremos de otro animal muy distinto, el
Cangrejo Herradura.

El Cangrejo Herradura del Atlántico (Limulus polyphemus), un ser acuático. Que es más cercano a los arácnidos y escorpiones, que a los cangrejos o crustáceos, como se podría pensar por su nombre.

Familiar de los Cola de Espada, mejor conocidos como Xiphosura. Estos fósiles vivientes han habitado en el atlántico por más de 445 millones de años. Si pensamos en el momento en el que la vida floreció en nuestro planeta hasta hoy, los Cangrejo Herradura han estado existiendo durante el 75% de ese tiempo.

Los Cangrejo Herradura son tan antiguos que pertenecen a las primeras formas de vida, que se formaron en el agua hasta evolucionar para poder vivir sobre la tierra. Ellos vieron aparecer a los primeros dinosaurios, pues ya existían 200 millones de años antes que estas enormes criaturas.

Con una fisiología más antigua que el primer mamífero que pisó la tierra. Resulta difícil imaginar cómo un animal acuático que apenas puede moverse debido a su gran y pesado caparazón, es capaz de salvar la vida de millones de personas en el mundo, siendo tan distinto del ser humano.

Cangrejo Herradura del Atlántico: Clave fundamental para el desarrollo de medicinas

Su antigüedad en la tierra no es lo único que ha asombrado a científicos. Si no también descubrir al estudiarlos, que no cuentan con un sistema inmunitario como el resto de seres vivos.

Incapaces de generar anticuerpos, que los ayuden a combatir infecciones de bacterias o virus. Resulta bastante difícil de imaginar cómo han podido vivir todo este tiempo.

La respuesta a esta duda se encuentra, en la composición de su sangre. No tiene hemoglobina como otros animales, que se vale del hierro para poder transportar de manera efectiva el oxígeno a los órganos y al cerebro.

En su lugar tiene hemocianina en su sangre, una proteína que contiene cobre, para poder hacer lo mismo que la hemoglobina. Y que además, provoca que su sangre sea de color azul ,y no roja como la hemoglobina.

La sangre azul del Cangrejo Herradura ha ayudado a los científicos, en el ámbito farmacéutico a probar que los medicamentos, vacunas y órganos artificiales, están libres de bacterias.

Para comprender mejor cómo funciona la sangre del Cangrejo Herradura en la medicina. Recordemos que su sangre no contiene anticuerpos. Sin embargo es capaz de sobrevivir rodeado de bacterias, gracias a que su sangre es la que actúa sobre las bacterias, coagulándose ante su presencia y disolviéndolas por completo.

Los científicos utilizan un extracto de la sangre de este cangrejo y la ponen en contacto con el medicamentos. La sangre de este animal reacciona coagulándose ante un agente infeccioso. Si no existen coágulos cuando la sangre entra en contacto con el medicamento, significa que el medicamento está limpio de bacterias. 

Hasta ahora, es la medida más efectiva. Para asegurar que todos los productos farmacéuticos son puros y aptos para el consumo humano.

La ordeña de los Cangrejos Herradura

Para obtener un extracto de la sangre de este cangrejo herradura. Y realizar las pruebas médicas no es necesario matar a las criaturas. Si no que se les “ordeña” cerca de un 30% de su sangre, que posteriormente recuperan rápidamente.

Estos cangrejos se sangran solamente una vez al año y después se les devuelve al mar. La sangre se congela para conservarla. Y tras pasar por un proceso de deshidratación. Puede ser transportada de los laboratorios a centros farmacéuticos de todo el mundo.

Desde luego, la ordeña de sangre de los Cangrejos Herradura es un proceso cruel para estas pobres criaturas. Por lo que activistas en pro de la vida animal se manifiestan contra estas prácticas. Que no hacen más que dañar en muchos aspectos a estas inofensivas criaturas antiguas del mar.

Sin embargo, mientras no exista otra manera efectiva de detectar agentes infecciosos, como lo hace la sangre azul del cangrejo, así como la meningitis y el cáncer. Este cangrejo seguirá siendo objeto de las farmacéutica.

Esperemos que pronto se desarrolle una alternativa sintética, para que por fin este héroe de la humanidad pueda vivir en libertad. Puesto que si seguimos capturandolos, y su hábitat sigue menguando, terminaran por extinguirse.