Hoy en día es normal que necesitemos de un Smartphone para que nuestra rutina diaria de trabajo salga bien, estos aparatos se convirtieron en los mejores aliados y por eso nunca los queremos apartar de nuestro lado. Sin embargo, pocas personas saben cómo cuidarlos y mantenerlos en buen estado para que su vida de uso sea más larga, por eso hoy te explicaremos todo lo que tienes que hacer para evitar que tu celular se caliente.

Los elementos externos que debes considerar para evitar que tu móvil se caliente en verano

El día a día puede exponer tu Smartphone a varios elementos que provoquen el calentamiento de la batería, es por ese motivo que también debes tomar en cuenta los lugares donde se encuentran para que pueda mantenerse en una temperatura fresca.

  • No lo olvides en un lugar con mucho sol: puede que sea obvio, pero a muchas personas les sucede esto, no importa si es un periodo largo o corto, si afuera hace una temperatura cercana a los 40 grados tu celular puede empezar a deteriorarse.
no dejes el móvil expuesto al sol
  • Evitar el sudor: a veces nos olvidamos de que el celular está en nuestro bolsillo o en algunas partes donde la humedad penetra y no se escapa, así que es muy probable que penetre en la batería y la deteriore lentamente.
  • Cuidado con el polvo: si trabajas en lugares donde hay mucha tierra en el ambiente lo más recomendable es que protejas a tu dispositivo móvil con algún tipo de carcaza para que el polvo se mantenga afuera de tu batería, ya que con el tiempo la misma se acumula y ocasiona fallas.

Todo lo que puedes hacer internamente para que el móvil se mantenga fresco

Existen varias cosas que puedes hacer o dejar de hacer para que tu celular se mantenga a una temperatura recomendable, ya que la principal causa del calentamiento de las baterías es el excesivo uso que muchas personas le dan. Lo más recomendable es que puedas ser más consciente a la hora de utilizar tu Smartphone siguiendo estas recomendaciones:

  • Deja que descanse por un tiempo: si usas tu teléfono durante horas seguramente terminarás con un dispositivo con una temperatura tan alta que hasta podrías freír un huevo encima de él, por lo que debes ser más consiente del esfuerzo que realiza tu batería y, en vez de presionarlo, deja que descanse una hora o media hora dependiendo del uso que le acabas de dar.
  • No dejes las aplicaciones abiertas: la memoria RAM sufre mucho cuando dejamos de utilizar una aplicación y no la cerramos, ya que esta misma sigue funcionando, así que simplemente con esta pequeña acción puedes relajar más al dispositivo y evitar que se dañe.
  • No lo uses mientras lo cargas: muchas personas comenten este grave error, debes darle su espacio y esperar un tiempo prudente a que la batería esté cargada por completo para que vuelvas a utilizarlo. Ya que, de lo contrario, puede sobre esforzarse, recalentarse y sufrir un cortocircuito.
No uses el móvil mientras esta cargando