Los seres humanos ya no se toman en serio las profecías, ni vaticinios del fin del mundo. Parece que quienes lo dicen solo quieren causar pánico, tergiversando la información. Puesto que cuando llega el momento en que debería acontecer lo predecido, no ocurre nada.

Sin embargo, años de contaminación que empezaron en la época de la industrialización, y siguieron en la época del capitalismo feroz, el cual fomenta el consumismo en masa, están dando un giró de timón que nadie se esperaba. Dando lugar al cambio climático.

En resumen, desde hace un par de décadas y de manera acelerada, el clima empezó a cambiar drásticamente. Gracias a Internet hemos sido conscientes de las consecuencias de nuestros actos, que hasta la fecha pasaban inadvertido. Ahora ya si que sabemos, que hay un mar de plástico en la Antártida, que los polos se derriten, que la aves cambian sus migraciones, y que mueren las especies animales, entre otros.

Lo que dice la ciencia sobre el fin de la humanidad en el año 2050

Ya no se trata de un escenario hipotético al que podemos llegar, sino que ya hay evidencias, hechos, que hacen que se pueda hacer un pronóstico fiable. La ciencia mediante la observación predice los acontecimientos futuros, y no son nada halagüeños para nuestro planeta, ni para los seres humanos.

El Centro Nacional para la Restauración Climática: Breakthrough, ubicado en Australia, en colaboración con un ex jefe del ejército nacional, ha analizado el cambio climático, sus causas y consecuencias. Y el resultado del análisis revela, un panorama desolador para la humanidad. Si no revertimos o dejamos de dañar el planeta. Por lo que pretenden llevar a cabo una movilización de emergencia.

Dicha movilización anti catástrofe no se había convocado desde la Segunda Guerra Mundial. Y significa “Riesgo Inminente para la Civilización Humana”. Pronosticado en el 2050, si no se toman medidas contundentes en los próximos 10 años.

Los autores del análisis, que predice el fin de los seres humanos y de muchas especies de nuestro planeta. Sostienen, que el gobierno ignora por completo los estudios científicos, poniendo como prioridad la economía del país.

Aunque sin ser quizá tan categóricos, como los autores del análisis, con los gobiernos. Si que muchos insisten en que el cambio climático es algo que nos debe preocupar, pero que no es alarmante. Y son pocos quienes están haciendo cambios significativos para colaborar con el planeta.

Un pronóstico que puede ser evitado si se actúa a tiempo

Los años 2020 y 2030, son los años decisivos para al menos ganar un poco de tiempo. Ya que la situación del clima actual es más compleja de lo que pensamos. Y no se podrá solucionar tan fácilmente, ni definitivamente.

Además de encontrar maneras de remediar lo que se ha hecho, como contaminar el planeta con altos índices de gases de efecto invernadero, e inundarlo con plástico para asfixsiarlo. También hay que buscar nuevos métodos para crear energías y combustibles limpios. A través de la tecnología y la cultura en todos los países del mundo.

Aun así, el planeta ya no podrá ser como fue, habrá cambios irreversibles, pero al menos podremos seguir habitándolo.

De acuerdo con un informe de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, en 2018, deberíamos hacer cambios drásticos y rápidos, en la tierra, la energía, la industria, los edificios, el transporte y las ciudades. Las emisiones de CO2 a nivel mundial, de origen humano, tiene que pasar a ser 0, en 2050. Puesto que existen fenómenos naturales que suman al deterioro climático, sobre los que no tenemos control.

El planeta es como una red neuronal, esta interconectado. Por lo que la desaparición de un ave puede causar una deforestación, o la desaparición de las abejas suponer un mal desenlace para la humanidad. Pues así de complejo y basto es el problema climático.

Afortunadamente, los sectores industriales y los gobiernos, le dieron al cambio climático un papel relevante, y tomaron medidas para no seguir destruyendo el planeta y por tanto a los seres humanos. Como por ejemplo, construyendo plantas de reciclaje altamente eficientes. Sustituyendo fuentes de energía contaminantes por otras más limpias, a través de la energía solar y eólica. Sustituyendo plásticos por materiales biodegradables. Creando asociaciones para la protección de la vida animal, etc.

Sin duda, la creación de asociaciones preocupadas, por mejorar el planeta y frenar el cambio climático. Ha sido uno de los grandes motores, que han hecho que se lleven a cabo cambios significativos, en ausencia de gobiernos responsables. Por lo que todos los seres humanos debemos contribuir en cuidar el planeta donde habitamos, para las próximas generaciones.