Los medios de comunicación noruegos, se centraron recientemente en la explosión de una estación de servicio de hidrógeno. En la cual afortunadamente no hubo víctimas mortales. Pero sí hubo daños económicos, por el retraso del lanzamiento del combustible de hidrógeno para los coches.

Desde que se supo que el hidrógeno, proporcionaba a los automóviles tanta energía como el diésel. Y que pretende ser una buena solución para disminuir el CO2 en el medio ambiente. Algunas de las grandes empresas han unido fuerzas para hacer, que el uso del hidrógeno sea una realidad.

La empresa Bosch, principal distribuidor de componentes, para vehículos eléctricos. Pretende seguir siendo líder en su campo, por lo que está desarrollando junto con Powercell, pilas de combustible de hidrógeno.

Sin embargo, la noticia de la explosión, paro por completo el servicio de suministro de hidrógeno en Noruega. Además de atrasar las fechas de lanzamiento de vehículos, que utilizan esta tecnología.

Detalles de la explosión y sus consecuencias

La explosión ocurrió dentro de las instalaciones del centro Uno-X, ubicado en  Sandvika, en la provincia de Akershus.

combustible de hidrógeno

Según la prensa noruega. Dos personas que se encontraban dentro de su automóvil, en las inmediaciones de la estación de hidrógeno, salieron lesionadas. Afortunadamente con heridas leves, debido a que el airbag del vehículo salto por el empuje de la explosión.

Las autoridades aún desconocen la causa de la explosión, pero se sospecha que se trató de una fuga de hidrógeno. Mientras tanto, siguiendo las órdenes de Nel Hydrogen, se ha suspendido el suministro de hidrógeno en todas las estaciones de Noruega. Por lo que los propietarios de vehículos con combustible de hidrógeno se verán afectados.

Antes de reabrir las estaciones de hidrógeno, se deberá saber la razón de la explosión, para poder tomar las medidas de seguridad apropiadas. Mientras tanto, los fabricantes, que pretendían lanzar sus automóviles con esta tecnología en Noruega, como Toyota y Hyundai, tendrán que esperar a que todo se aclare y se tranquilice la situación.

A los usuarios afectados, por el cierre de las redes de abastecimiento, se les han puesto a su disposición coches, para que puedan desplazarse. Y así no perder la simpatía y lealtad de los clientes, que apostaron por esta nueva tecnología.

Scania, fabricante sueco de camiones y autobuses. Aposto por la tecnología automotriz impulsada por hidrógeno, sacando el primer camión de basura que la utilizará. También se está sumando a los intentos de mantener la calma del público, declarando que esta tecnología es completamente segura.

¿La tecnología automotriz impulsada por hidrógeno, seguirá en pie?

Pese a la desafortunada situación. Toyota ha manifestado que nada de esto ha cambiado su visión del hidrógeno y el futuro que ve en él. Que la explosión ocurrida en la estación de servicio no se relaciona con la seguridad de los vehículos de hidrógeno.

También mencionó que los automóviles de combustible de hidrógeno son tan seguros como los coches impulsados por gasolina. Y que los tanques son tan robustos y fuertes, que ni siquiera una bala podría causarle daños. Asique Toyota seguirá trabajando en los nuevos automóviles de combustible de hidrógeno, que planea lanzar próximamente

Sin embargo, la explosión ha causado una mala impresión y ha dejado una mancha en la reputación de esta tecnología. A pesar de las declaraciones que han hecho las empresas para apaciguar las dudas sobre la misma, la mancha tardará en desaparecer, pero desaparecerá porque casos similares han ocurrido con la tecnología eléctrica de Tesla y las personas siguen apostando por esta tecnología . Aunque presentara decenas de coches con baterías que fallaban y producían grandes explosiones, .

Sin embargo, las cero emisiones contaminantes, que ofrecen los coches de hidrógeno, así como su rapidez de carga de combustible de hidrógeno, le hará ser un feroz competidor con los coches eléctricos. Preocupaciones que el hidrógeno viene a traer a las compañías de coches eléctricos. Aunque no demasiada, porque también tendrán que solucionar el problema de rentabilidad de esta tecnología. Debido a la escasez de estaciones de servicio que existen.

Pero como todavía no hay alternativas tan efectivas a las cero emisiones como los automóviles de hidrógeno. Es posible que todo con el tiempo se calme, y su reputación se limpie tan pronto se aclare el caso de la explosión. Especialmente porque es un caso aislado, puesto que no ha habido incidentes conocidos, en otras estaciones de hidrógeno en el mundo.